FENARETA

“Hay dos maneras de difundir la luz… ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja" (Lin Yutang)
Twitter
Síguenos en Twitter

Cuídate, cuídame, cuidémonos

Visto en El Periódico.

No hay muchas teorías que pongan énfasis en las relaciones humanas, en los sentimientos. Aunque algunos sitúan sus pilares en la filosofía anglosajona del XVIII, la sociedad del cuidado (care) reverdece en Estados Unidos en los años 60. Allí es donde más tarde, en 1982, la psicóloga Carol Gilligan, primera profesora de estudios de género de la Universidad de Harvard, ata dos cabos: el feminismo y la ética del cuidado, que contrapone a la ética de la justicia.

FRANCINA CORTÉS

Información publicada en la página 8 de la sección de Opinión de la edición impresa del día 17 de octubre de 2010

La filosofía general del care vuelve ahora a la política europea, en pleno recorte del Estado del bienestar, de la mano de la líder de los socialistas franceses, Martine Aubry. La sociedad propuesta en esta teoría del siglo pasado es una sociedad de personas responsables, conectadas entre sí, que combinan la preocupación por uno mismo con la preocupación por los otros.

Las mujeres y el papel social que desempeñan tienen mucho peso en la filosofía del cuidado. En sus estudios, Gilligan constata: «Las mujeres privilegian los vínculos con los demás, las responsabilidades en el cuidado por encima del cumplimiento abstracto de los deberes». Pero la escritora y profesora cuestiona «la existencia de una ética para lo público (la justicia) y otra para lo privado (el cuidado)».

Read the rest of this entry »

Máquinas

Con su imagen, el cine puede llegar a transmitir muy distintas ideas. Emociones, incluso.

Es frecuente su recurso a la máquina para hacernos comprender la locura, para transmitirnos la tragedia del hombre contemporáneo, atrapado en el automatismo de la civilización que ha contribuido a crear. Cualquier afán por hacerse su propio camino es vano: su destino ya le está dado.

Si hace días era la máquina quien demostraba mayor humanidad que el hombre, en el post de hoy el hombre sucumbe a la máquina. La maquina se enseñorea de todo y el mundo se convierte en la Gran Máquina.

La máquina, simbolizada por el tren, por una fresadora o por un coche, lleva al hombre, sin descanso, a todos los lugares y a ninguno. La máquina que somete al hombre aparece normalmente vinculada a la actividad laboral, al trabajo.

Es la soga que ahorca al trabajador en el patíbulo de la empresa. Basta recordar “El maquinista”, de Brad Anderson.

YouTube Preview Image

Las mismas máquinas que, en el paisaje en ruinas de la Alemania de postguerra, siguen surcando las tierras sin descanso, día y noche. Zentropa, la omnipresente protagonista de Europa, de Lars von Trier, no se detiene en su quehacer.

YouTube Preview Image

Tampoco lo hace el coche de Travis en Taxi Driver, tratando de navegar en las cloacas de la ciudad:

YouTube Preview Image

Ni el camión de Duel, de Spielberg.

YouTube Preview Image

¿Cómo reaccionan estos ciudadanos sencillos cuando se ven aniquilados por el sistema, simbolizado por esas máquinas que sirven a las empresas que las emplean?

MÁSTER UNIVERSITARIO EN FILOSOFÍA TEÓRICA Y PRÁCTICA

Nos envía Miriam este enlace del Máster de la UNED.

La Facultad de Filosofía de la UNED ofrece con este Máster en Filosofía Teórica y Práctica la posibilidad de obtener ese título intermedio de los estudios universitarios, el de Máster, situado entre el Grado y el Doctorado en Filosofía. Sirve, por tanto, de profundización y especialización respecto a los estudios generales llevados a cabo en el Grado, y, en su caso, de preparación para el trabajo de investigación que supone la realización de la tesis doctoral. Para ello provee al alumno de los instrumentos metodológicos necesarios y apuesta por un diseño con diversas Especialidades y una amplia optatividad, a fin de que puedan encontrar allí apoyo y orientación los muy diferentes intereses filosóficos de los estudiantes que se acercan a la UNED.