Iberdrola por fin logra ver el bosque

Es un problema de las empresas: los árboles no les dejan ver el bosque. Inmersas en los problemas del día a día, no logran ver cada eventualidad en un marco general. Fenareta querría contribuir a que lo lograran.

Para ello usamos Faros: proyectos, personas o textos que nos ayudan a encontrar referencias. Y hoy hablamos de una persona que nos ayuda a ver el bosque entre tanto árbol.

Iberdrola ha dado un paso en este sentido -¿o no? ¿será pura propaganda?- y ha fichado al bosque por antonomasia, a Vicente del Bosque.

A quienes por razones deportivas tuvimos la suerte de conocerlo en su día (un día que viene de hace mucho tiempo, cuidando de muchos chavales de las categorías inferiores del Real Madrid), y aunque fuera sólo por un rato, no se nos olvida su categoría humana y su sabiduría filosófica, en el campo de deporte y en cada faceta de la vida.

Nunca fue, sin embargo, la estrella que otros han querido ser a toda costa. Hay ya libros sobre él, sobre todo desde que tropezó con el impostor éxito (en el Mundial), que junto con la muerte son los dos grandes óleos de bendición en la sociedad actual.

Iberdrola ha nombrado a Del Bosque miembro del consejo consultivo de Castilla León. Y la noticia, ante tanto fichaje estrella, parece reconfortante: como si la época invitara a acercar a este tipo de “filósofos” de la vida a la empresa del 2010, una empresa en crisis de identidad, con su moralidad cuestionada por todos con su legitimidad como institución creadora de riqueza en entredicho.

Entendemos que Del Bosque no va a asesorar sobre modelos económicos o a tomar canapés a las presentaciones de la empresa en la comunidad autónoma, sino a aportar sentido común y sabiduría de vida a las desiciones estratégicas de la empresa en la región: una región tan seria y tan poco dada a exuberancias como Castilla León. Dice mucho esta elección de la persona elegida, de la empresa que lo elige y de la visión que se tiene del futuro.

¿Es esta la época de los estoicos y de la filosofía pegada a la tierra, filosofia para el día a día?

¿Era la de antes, época de exuberancia irracional, la época de los platónicos o hegelianos?

¿Veríamos mejor ahora la incorporación, en la crisis, de un entrenador más mediático a Iberdrola, o preferimos al “gris” Del Bosque? ¿Por qué cambian nuestros criterios de reconocimiento y autoridad? ¿Buscamos imaginación? ¿Buscamos fiabilidad?

En Iberdrola, por fin, van a ver el bosque.

miembro del consejo consultivo de Castilla y León

No Comments.

Leave a Reply

(required)

(required)