FENARETA

“Hay dos maneras de difundir la luz… ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja" (Lin Yutang)
Twitter
Síguenos en Twitter

Cuídate, cuídame, cuidémonos

Visto en El Periódico.

No hay muchas teorías que pongan énfasis en las relaciones humanas, en los sentimientos. Aunque algunos sitúan sus pilares en la filosofía anglosajona del XVIII, la sociedad del cuidado (care) reverdece en Estados Unidos en los años 60. Allí es donde más tarde, en 1982, la psicóloga Carol Gilligan, primera profesora de estudios de género de la Universidad de Harvard, ata dos cabos: el feminismo y la ética del cuidado, que contrapone a la ética de la justicia.

FRANCINA CORTÉS

Información publicada en la página 8 de la sección de Opinión de la edición impresa del día 17 de octubre de 2010

La filosofía general del care vuelve ahora a la política europea, en pleno recorte del Estado del bienestar, de la mano de la líder de los socialistas franceses, Martine Aubry. La sociedad propuesta en esta teoría del siglo pasado es una sociedad de personas responsables, conectadas entre sí, que combinan la preocupación por uno mismo con la preocupación por los otros.

Las mujeres y el papel social que desempeñan tienen mucho peso en la filosofía del cuidado. En sus estudios, Gilligan constata: «Las mujeres privilegian los vínculos con los demás, las responsabilidades en el cuidado por encima del cumplimiento abstracto de los deberes». Pero la escritora y profesora cuestiona «la existencia de una ética para lo público (la justicia) y otra para lo privado (el cuidado)».

Read the rest of this entry »

Sobre la confianza

Traemos hoy a Voces el interesante trabajo sobre la confianza de Richard Brisebois.

Richard Brisebois es Miembro asociado del Instituto Empresa y Humanismo. Doctor en Administración de Empresas por la Universidad de Navarra, Master en Finanzas por Concordia
University (Montreal, Canadá) y Licenciado en Linguística por McGill University (Montreal,
Canadá). Imparte las asignaturas de Negociación, Liderazgo y Comportamiento Humano en el

programa de MBA de McGill University. Ha sido profesor de l’Ecole des Hautes Etudes Commerciales (HEC, Montreal) y de la Universidad de Navarra. Es socio del International Business Management Group (Montreal, Canadá). Ha sido Director de la cartera de préstamos del Bank of Nova Scotia (Toronto, Canadá) a países latinoamericanos y Asesor en finanzas internacionales. Dirigió proyectos de inversión en Estados Unidos de América, México,  Ecuador, Chile, Jamaica y Filipinas.

En el trabajo que adjuntamos, analiza los momentos de la confianza, concluye que los empresarios prefieren trabajar contando con ella que sin contar con ella y da lugar a una interesante noción de empresa: “la asociación de personas comprometidas entre sí en una tarea común a la que contribuyen con sus respectivos talentos”. Y afronta 17 mitos sobre la confianza que convendría revisar, tal y como él hace. Por ejemplo:

Mito nº 1: No te fíes nunca de quien no conoces.

Realidad: Confiar en lo que dicen de ellos mismos es la única forma de conocerles.

O:

Mito nº 2: Pero puedo conseguir información sobre esta persona.

Realidad: Tendrás de todos modos que fiarte de tus fuentes de información.

O:

Mito nº 10: “Algunos enfrentan situaciones nuevas con una confianza casi ingenua: aceptan desconocidos, consideran como veraces cualquier anuncio o vendedor, y firman contratos sin leerlos”.

Realidad: La ingenuidad no es lo mismo que la confianza. No es confianza hacerse dependiente
sin creer al otro. Tampoco lo es una dependencia cuyo fundamento sea otro que la fiabilidad de la persona misma.

Seguimos, pues, coleccionando señales.

Os adjuntamos, en Lugares para pararse a pensar, el link a su blog, cada día más sugerente. Contiene cosas como estas (nihil novum…):

YouTube Preview Image