FENARETA

“Hay dos maneras de difundir la luz… ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja" (Lin Yutang)
Twitter
Síguenos en Twitter

La recta y la curva

…sólo podré decir qué es la recta cuando he conocido las curvas.

Viviré en la realidad cuando admita que está formada por rectas y curvas.

De vivir en la realidad saben mucho el Arte y la Filosofía.

Y de la rectitud habla el filósofo San Anselmo, curiosamente en su opúsculo (por lo claro y sencillo) De veritate.

Negar la realidad de las curvas es negar una faceta de la realidad.

Negar la curva acaba conduciendo a negar la recta, su correlato (algunos llegan a decir que una recta no es más que una curva de radio infinito).

Tanta negación suele acabar mal. Suele acabar en mal. Suele suele acabar del todo y acabar en nada.

Y tras el fin de todo, tras el fin del final, suele aparecer de nuevo algo.

Sobre esto escribieron mucho los filósofos y literatos rusos, que sabían bastante del Todo, la Nada y los finales.

Islandia es casi nada: tiene los mismos habitantes que La Rioja.

Es tan pequeña la que los islandeses conductores se han tenido que educar especialmente en la aceptación de la existencia de las curvas, para evitar caer continuamente al océano mientras conducen.

Porque en el océano habitan los leviatanes.

Esta educación especial les ha permitido a los islandeses, en lo financiero, dejar quebrar a sus bancos (dejarles caer al océano), en el convencimiento de que sólo reconociendo la existencia de curvas y dejando que algún banco se despeñe se puede de nuevo convencer a los supervivientes para que se atengan al trazado.

Es importante aceptar las reglas de la realidad, no sólo cuando nos benefician, no sólo cuando nos llevan cómodamente  por la recta sin fin.

No hacerlo conduce inevitablemente al lugar donde habitan los leviatanes.

CLICK

A-sombro

YouTube Preview Image

Imagen-acción

El valor del cuerpo, el valor del espíritu… Caminar, meditar.

La banalidad que ofrece el momento, el esquema establecido.

En oposición, el uso de la imaginación en un sentido completamente distinto del posmoderno, moral incluso.

Deliciosa en la textura.

Como se comenta al principio, “As I descended into impossible rivers I no longer felt guided by the ferrymen”.

YouTube Preview Image

“Hay límites de hasta dónde puede ser controlada tu imaginación. Tu imaginación no puede ser controlada por alguien que te diga que esto es la realidad. Y ahora nos damos de bruces contra la realidad porque, por ejemplo, podemos decir que no nos gustan los combustibles fósiles, y que no creo que la usura, así que no creo que las tarjetas de crédito. Pero esta es la estructura de este modelo de lo que llamamos realidad. Como cineasta no puedo dejar de volar en un avión o de conducir mi coche o de usa la tarjeta de crédito. Todo lo hermoso de la realidad procede de la imaginación. Y creo que vivimos en un periodo interesante, casi siento que como si viviéramos en la cúspide del Apocalipsis del pensamiento, porque todos estos modelos que nos dicen que son la realidad están tambaleándose.” Dice el director en una entrevista.


- “How did you get in?”

Lo sorprendente sería que alguien contestase, un buen día, al de la corbata (el “americano”, al que hay que matar según el guión):

- “I used my imagination”

YouTube Preview Image